¿Has probado alguna vez a pintarte con Rimel un solo ojo?
Pruébalo y verás.
¿Qué?
¡Si es que no hay color!

7.12.06

BE GAS MY FRIEND!


No podía ser en otro lugar del mundo, que una persona pueda producir semejantes emanaciones de gas y se sienta tan mal que necesite encender cerillas para que el fósforo camufle semejante hedor, que la tripulación se alerte ante la presencia de fósforo en el aire y decida forzar el aterrizaje. La pobre no debía saber que en el aire el cuerpo "trabaja" de diferente forma...
¡La confesión debió ser digna de Mr. Bean!
Ahhh, ya he tenido mis primeras risas del día antes del trabajo...

15 ME HAN GUIÑADO EL OJO:

Blogger Ma. Candela said...

Jajajajajajajaja y se sienten los dueños del universo, tienen tanto miedo que hasta sus flatos los asustan! Tremenda carcajada me has contagiado! Como decía mi abuelita: "la salud del cuerpo, es la verguenza del culo!"

7:19 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

Pobre señora, qué vergüenza... pero qué situación más ridícula y graciosa!!
jajaja
Salud! (y más para el cuerpito de esa mujer)

8:46 p. m.

 
Anonymous TERREMOTO said...

Pasaba por aquì...
Cuànto tiempo mi niña..., espero que todo te vaya bien, yo corriendo como una loca y màs liada que nunca....
Miles de besitos......

8:54 p. m.

 
Blogger Joss said...

A ver, que lo del fósforo fué solo para tirarle la toalla a la doña.

DTB

1:30 a. m.

 
Blogger Ignis fatuus said...

Desde luego todo eso, con la traca final del aterrizaje de emergencia (me parto), sólo podía pasar en un lugar del mundo...

Besitos,

1:32 p. m.

 
Anonymous Laia said...

Juas juas juas!! Me he quedado sin palabras....
Que verguenza debió pasar la pobre mujer...
Jajajajaja!!!!

2:31 p. m.

 
Anonymous Greta said...

jajajajajjaja
las primeras risas de esta resaca!!

madre mía, están fatal!

Un besote guapísima

5:05 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

juas, juas, juas!!! Imagina, si ya le dió vergüenza sus olores... cuando lo reconoció sería pequeñiiiita pequeñita!!!jajajaja. Joder, después de leer el artículo... vete a saber que habría comido la mujer aquella... puf!

un besazo guapa!!!!!

P.D: y sigo sin acordarme de cambiar tu direccion en el bloglines...jijii, que cabeza la mía

2:37 p. m.

 
Anonymous tenterty said...

ay por favor qué bueno!!!No sé qué es peor si las flatulencias del principio o tener después que confesar lo de los fósforos. Qué fuerteeeeeeeeeeeeeee!!!!

4:58 p. m.

 
Blogger Dammy said...

Jejeje, si es que no es bueno comer lentejas antes de subir a un avión... :-P

4:18 p. m.

 
Blogger melytta said...

Qué mal rato. Y es que a veces deberíamos ser como los niños y saber que hay cosas que son tan naturales como un estornudo aunque huelan peor.

Un beso grande y gracias por la anecdotilla.

7:55 p. m.

 
Blogger primaveritis said...

Muy bueno, si señor!!!

12:42 p. m.

 
Anonymous Pequepichona said...

jajajaja casi me parto!! lo que puede provocar un pedete de nada!!!

5:31 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

Ah, qué vergüenza, pobre mujer!!!

10:13 a. m.

 
Blogger Razorbuzz said...

Desde luego, tanto revisar equipajes y tanta bolsita transparente para que un simple pedo devuelva un avión a tierra. ¡Manda huevos!

1:45 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home